Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.nefro.2020.07.001
Open Access
Disponible online el 19 de Agosto de 2020
Infección por COVID-19 en una paciente con síndrome urticarial hipocomplementémico y vasculitis ANCA MPO en hemodiálisis tratada con omalizumab
COVID-19 in a patient with hypocomplementemic urticarial syndrome and MPO-ANCA vasculitis on hemodialysis treated with omalizumab
Visitas
...
Cinthia Baldalloa, Juan Carlos León Romána, Daniel Seróna,b, Irene Agraza,b, Roser Solansc, Natalia Ramosa,b, María José Solera,b,
Autor para correspondencia
mjsoler01@gmail.com

Autor para correspondencia.
a Servicio de Nefrología, Vall d’Hebron Hospital Universitari, Vall d’Hebron Barcelona Hospital Campus, Barcelona, España
b Grup de Nefrologia. Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR), Vall d’Hebron Hospital Universitari, Vall d’Hebron Barcelona Hospital Campus, España
c Servicio de Medicina Interna, Vall d’Hebron Hospital Universitari, Vall d’Hebron Barcelona Hospital Campus, Barcelona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Hallazgos de laboratorio antes de la infección por COVID-19, durante la hospitalización y al momento del alta
Texto completo
Sr. Director:

En Diciembre de 2019 un brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19) causante de neumonía comenzó en Wuhan, China1. En pocas semanas, la infección se propagó a nivel mundial, se clasificó como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS)2 y causó un colapso en el sistema de salud de muchos países con un incremento en la mortalidad asociada con el síndrome respiratorio agudo por coronavirus 2 (SARS-CoV-2). Si bien no existe evidencia científica consistente que establezca un tratamiento viral definitivo, el manejo con soporte ventilatorio ha sido la base fundamental de supervivencia de muchos pacientes3. Los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) en terapia renal sustitutiva (TRS) tienen un riesgo incrementado de mortalidad por coronavirus3. Omalizumab es un anticuerpo monoclonal humanizado que reduce los niveles de inmunoglobulina E libre y evita que esta se una a su receptor FceRI, reduciendo así la activación de la cascada alérgica y de los basófilos y mastocitos4.

Describimos el primer caso de COVID-19 en una paciente en hemodiálisis (HD) tratada con omalizumab. Se trata de una mujer de 56 años con historia de urticaria crónica conocida desde 2013 que desarrolló ERC secundaria a glomerulonefritis rápidamente progresiva asociada con vasculitis ANCA-MPO refractaria a tratamiento (pulsos de esteroide, micofenolato de mofetil, rituximab, ciclofosfamida y plasmaféresis), requiriendo inicio de HD en abril de 2019. Los brotes de vasculitis urticarial se consideraron un trigger del deterioro de la función renal, por lo que se inició con la administración de omalizumab. La paciente no ha recuperado función renal, por lo que se mantiene en HD. Su tratamiento de mantenimiento consiste en prednisona (12,5 mg/día) y omalizumab (300 mg/una vez al mes [última dosis el 17 de abril de 2020]).

El 20 de abril de 2020, al finalizar su sesión habitual de HD, la paciente fue referida a urgencias de nuestro hospital con fiebre (38,4C°, 48 horas de evolución), tos no productiva y dolor abdominal inespecífico. A su ingreso, la saturación arterial de oxígeno a aire ambiente era de 98% y permaneció estable durante el período de hospitalización. La analítica sanguínea mostró leucocitosis con neutrofilia. Los reactantes de fase aguda estaban significativamente elevados, siendo el dímero D, la proteína C reactiva (PCR) y la interleucina 6 (IL 6) de 628 ng/mL, 2 mg/dL y 100, 8 pg/mL, respectivamente (tabla 1). La radiografía de tórax no mostró infiltrados ni derrame pleural. La infección por SARS-CoV-2 fue diagnosticada por PCR en tiempo real del frotis nasofaríngeo. La paciente recibió tratamiento con azitromicina e hidroxicloroquina durante tres y cinco días, respectivamente. De acuerdo con la OMS2, nuestra paciente desarrolló un curso clínico leve de la enfermedad. Como proceso intercurrente, presentó una sepsis urinaria causada por Pseudomona aeruginosa, que fue tratada empíricamente con ceftazidima, y posteriormente con amikacina según ajuste por antibiograma, completando en total dos semanas de tratamiento. Tras una semana de hospitalización, la evolución clínica fue satisfactoria sin requerimiento de soporte ventilatorio en ningún momento, disminuyendo los leucocitos y presentando una mejoría en la condición clínica inicial, por lo que fue dada de alta con su tratamiento inmunosupresor habitual.

Tabla 1.

Hallazgos de laboratorio antes de la infección por COVID-19, durante la hospitalización y al momento del alta

  Antes de COVID-1905-03-2020  Admisión20-04-2020  Durante la hospitalización20-04-2020  Al alta 26-04-2020 
Leucocitos totales x10^9/L  8,04  23,39  9,33  10,69 
Conteo absoluto de neutrófilos x10^9/L  5,1  18,7  5,9  6,7 
Conteo absoluto de linfocitos x10^9/L  1,7  0,2  1,7  2,4 
PCR mg/dL  9,76  2,0  2,6  1,33 
Ferritina mg/dL    444     
Dímero-D ng/mL    628     
IL-6 sérica (pg/mL)    100,8     
LDH (UI/L)    857     

Recientemente, Henry et al. realizaron un metaanálisis de cuatro estudios que incluyó 1.389 pacientes COVID-19 para analizar el efecto de la ERC en la severidad de la infección por COVID-19. Sus resultados sugieren que la ERC es un factor de riesgo para desarrollar una forma severa de SARS-COV-25. Aunque individualmente los estudios no pudieron concluir que la ERC fuese un predictor clínico significativo de la forma severa de COVID 19, cuando los datos de los mismos se analizaron en conjunto se observó una asociación significativa entre ERC y la forma severa de la enfermedad.

El registro en marcha de pacientes en TRS realizado por la Sociedad Española de Nefrología (SEN) incluyó 868 pacientes en su primera publicación (trasplantados renales, pacientes en programa de diálisis peritoneal y pacientes en programa de hemodiálisis crónica), demostrando la severidad de la enfermedad en esta cohorte con un muy alto porcentaje de ingreso (85%) y mortalidad (23%)6. Un estudio observacional de un solo centro realizado por Goicoechea et al.7 en una población de pacientes en HD mostró que la tasa de mortalidad es muy alta (hasta 30,5%), comparado con la mortalidad observada en la población general secundaria a la infección por COVID-19 (1,4-8%). Interesantemente, la mortalidad de los pacientes en HD de los dos estudios españoles fue casi la misma o incluso superior que la reportada en una unidad de cuidados intensivos (UCI) en Italia (26%)8. Linfopenia y niveles elevados de LDH (ambos presentes en nuestros pacientes) fueron asociados con mal pronóstico7. Nosotros creemos que el curso clínico leve de COVID-19 en nuestra paciente en HD podría ser debido, en parte, a la protección conferida por el tratamiento con omalizumab.

Conflicto de intereses

Dr. MJ Soler declara honorarios de NovoNordisk, Jansen, Boehringer, Eli Lilly, AstraZeneca, Esteve, FMC y Mundipharma no relacionados con el trabajo actual.

Bibliografía
[1]
F. Zhou, T. Yu, R. Du, G. Fan, Y. Liu, Z. Liu, et al.
Clinical course and risk factors for mortality of adult inpatients with COVID-19 in Wuhan China: a retrospective cohort study.
Lancet., 395 (2020), pp. 1054-1062
[2]
Clinical management of severe acute respiratory infection when COVID-19 is suspected [Internet]. Available from: https://www.who.int/publications-detail/clinical-management-of-severe-acute-respiratory-infection-when-novel-coronavirus-(ncov)-infection-is-suspected [cited 2020 May 2].
[3]
R. Wang, C. Liao, H. He, C. Hu, Z. Wei, Z. Hong, et al.
COVID-19 in Hemodialysis Patients: A Report of 5 Cases.
Am J Kidney Dis., (2020),
[4]
M.D. Tharp, J.A. Bernstein, A. Kavati, B. Ortiz, K. MacDonald, K. Denhaerynck, et al.
Benefits and Harms of Omalizumab Treatment in Adolescent and Adult Patients with Chronic Idiopathic (Spontaneous) Urticaria: A Meta-analysis of “real-world” Evidence.
JAMA Dermatology., 155 (2019), pp. 29-38
[5]
B.M. Henry, G. Lippi.
Chronic kidney disease is associated with severe coronavirus disease 2019 (COVID-19) infection.
Int Urol Nephrol., (2020), pp. 1-2
[6]
J.E. Sánchez-Álvarez, M. Pérez Fontán, C. Jiménez Martín, M. Blasco Pelícano, C.J. Cabezas Reina, Á.M. Sevillano Prieto, et al.
Situación de la infección por SARS-CoV-2 en pacientes en tratamiento renal sustitutivo Informe del Registro COVID-19 de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.).
Nefrologia., (2020),
[7]
M. Goicoechea, L.A. Sánchez Cámara, N. Macías, A. Muñoz de Morales, Á. González Rojas, A. Bascuñana, et al.
COVID-19: Clinical course and outcomes of 36 maintenance hemodialysis patients from a single center in Spain.
Kidney Int., (2020),
[8]
G. Grasselli, A. Zangrillo, A. Zanella, M. Antonelli, L. Cabrini, A. Castelli, et al.
Baseline Characteristics and Outcomes of 1591 Patients Infected with SARS-CoV-2 Admitted to ICUs of the Lombardy Region Italy.
JAMA., 323 (2020), pp. 1574-1581
Copyright © 2020. Sociedad Española de Nefrología
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.