Información de la revista
Vol. 40. Núm. 4.Julio - Agosto 2020
Páginas 371-490
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 40. Núm. 4.Julio - Agosto 2020
Páginas 371-490
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.nefro.2019.08.002
Open Access
Desarrollo de glomerulopatía C3 en paciente con lipodistrofia parcial adquirida
Development of C3 glomerulopathy in a patient with acquired partial lipodistrophy
Visitas
...
Elena Hernández García
Autor para correspondencia
elena_46hg@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Elena Borrego García, Antonio Navas-Parejo Casado
Servicio de Nefrología, Hospital Universitario San Cecilio, Granada, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:

La desregulación de la vía alternativa del complemento interviene en el desarrollo de la glomerulopatía C3 (GC3), donde un porcentaje elevado de casos poseen el autoanticuerpo factor nefrítico (anti-C3Nef) positivo1, causante de la alteración del complemento. La presencia de este anticuerpo puede asociarse con alteraciones en el tejido adiposo, causando lipodistrofia parcial adquirida (LPA)2, pudiendo esta aparecer de forma previa o posterior al desarrollo de una GC3.

Presentamos el caso de un varón de 52 años con antecedentes personales de hipertensión arterial y LPA de reciente comienzo, en tratamiento con enalapril 5mg/24h. Fue remitido a consulta de nefrología por detección de albuminuria con cifras en aumento desde hacía años. El paciente se encontraba asintomático. A la exploración física destacaba la ausencia de tejido graso en pómulos, cuello, extremidades superiores y tronco, normotenso y sin edemas en miembros inferiores. Ante el diagnóstico diferencial de LPA, descartamos causas asociadas a paniculitis, enfermedades autoinmunes como síndrome de Barraquer-Simons, síndrome de Lawrence, glomerulonefritis (GN) membranosa o membranoproliferativa (tras la biopsia renal), por fármacos (cortisol, insulina), así como infecciones virales como VIH. En pruebas complementarias realizadas, presentaba función renal normal con creatinina 0,89mg/dl, urea 38mg/dl, sodio 139mEq/l, potasio 4,2mEq/l, proteínas totales 6,7mg/dl, colesterol total 240mg/dl, C3 disminuido <15mg/dl y C4 28,1mg/dl, inmunoglobulinas, proteinograma, serología (VIH, VHC, VHB) y autoinmunidad (ANA, ANCA, APO, anti-PLAR2) resultaron negativos. En orina destacaba la presencia de microhematuria, albuminuria 3,7g/24h y proteinuria hasta 3,8g/24h. La ecografía renal reveló riñones de aspecto y tamaño normal con adecuada diferenciación córtico-medular, sin otros hallazgos. Se reforzó el tratamiento antiproteinúrico persistiendo en controles posteriores proteinuria en rango nefrótico. Se realizó biopsia renal con hallazgos anatomopatológicos de depósitos granulares a nivel de membrana con extensión a mesangio, con patrón global y difuso y positividad para C3 (3+); C4d (2+); fibrinógeno (1+); con patrón más segmentario e intensidad ± 1 para IgM y cadenas ligeras lambda. Negatividad para IgG, IgA, C4, C1q y cadenas ligeras kappa. El diagnóstico histológico fue de GN C3 donde el patrón de lesión se asemejaba más al de una GN membranosa que a una GN mesangiocapilar.

Los anti-C3Nef fueron detectados en suero (IDI-La Paz).

Se inició tratamiento con corticoides en pauta descendente y micofenolato de mofetilo 1g/12h. Actualmente, el paciente presenta función renal normal con leve mejoría de la albuminuria y proteinuria hasta 2,5g/24h y 2,8g/24h, respectivamente.

La LPA es una enfermedad ultra-rara caracterizada por una progresiva pérdida del tejido adiposo de cabeza, cuello, tronco y extremidades superiores2. Hasta el 75-90% de los pacientes poseen niveles disminuidos del componente C3 de la vía alternativa del complemento vinculado con la presencia de anti-C3Nef, el cual resulta positivo en más del 80% de los casos1,3.

La forma de presentación más común de la LPA asociada a GC3 es la enfermedad por depósitos densos4, aunque existe algún caso donde el estudio histológico ha mostrado un patrón histológico similar a una GN IgA5. Consideramos que nuestro caso resulta interesante en primer lugar por el diagnóstico de GC3 con patrón histológico similar a una GN membranosa sin que se haya descrito este tipo de presentación con anterioridad y en segundo lugar por el desarrollo de LPA, probablemente a posteriori de la afectación renal.

En las cohortes de casos de GC3 únicamente un escaso porcentaje de pacientes presenta LPA6. Sin embargo, entre los pacientes con lipodistrofia, hasta un 25% pueden desarrollar a medio-largo plazo una GC32,4,7. En estos casos, la desregulación del sistema del complemento se muestra como mecanismo común, aunque sin poder descartar que existan otros factores asociados aún por determinar8. Por todo ello concluimos diciendo que la GC3 es una entidad poco común y que, ante la presencia de signos como lipodistrofia, resulta fundamental un buen diagnóstico diferencial y la observación de estos pacientes para poder prevenir o intervenir con rapidez ante el posible desarrollo de una nefropatía, si previamente no está establecida.

Bibliografía
[1]
D. Levy Erez, K.E. Meyers, K.E. Sullivan.
C3 nephritic factors: A changing landscape.
J Allergy Clin Immunol, 140 (2017), pp. 57-59
[2]
A. Garg.
Acquired and inherited lipodystrophies.
N Engl J Med, 350 (2004), pp. 1220-1234
[3]
I. Hussain, A. Garg.
Lipodystrophy Syndromes.
Endocrinol Metab Clin North Am, 45 (2016), pp. 783-797
[4]
A. Misra, A. Peethambaram, A. Garg.
Clinical features and metabolic and autoimmune derangements in acquired partial lipodystrophy: Report of 35 cases and review of the literature.
Medicine (Baltimore), 83 (2004), pp. 18-34
[5]
C. de Lucas-Collantes, J. Pozo-Román, C. Aparicio-López, I. de Prada-Vicente, J. Argente.
Acquired partial lipodystrophy (Barraquer-Simons syndrome) and IgA nephropathy.
Nefrologia, 36 (2016), pp. 556-558
[6]
R. Vargas, K.J. Thomson, D. Wilson, J.S. Cameron, D.R. Turner, D. Gill, et al.
Mesangiocapillary glomerulonephritis with dense “deposits” in the basement membranes of the kidney.
Clin Nephrol, 5 (1976), pp. 73-82
[7]
J.G. Sissons, R.J. West, J. Fallows, D.G. Williams, B.J. Boucher, N. Amos, et al.
Thecomplementabnormalities of lipodystrophy.
N Engl J Med, 294 (1976), pp. 461-465
[8]
F. Corvillo, M. López-Trascasa.
Acquired partial lipodystrophy and C3 glomerulopathy: Dysregulation of the complement system as a common pathogenic mechanism.
Nefrologia, 38 (2018), pp. 258-266
Copyright © 2019. Sociedad Española de Nefrología
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.