Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.nefro.2019.03.007
Open Access
Disponible online el 8 de Junio de 2019
Aureimonas altamirensis: primer caso de peritonitis en diálisis peritoneal
Aureimonas altamirensis: The first case of peritonitis on peritoneal dialysis
Visitas
53
Ana C. Andrade Lópeza,
Autor para correspondencia
anacristina_anlo@yahoo.com

Autor para correspondencia.
, José J. Bande Fernándeza, Elena Astudillo Cortésa, Beatríz Durá Gúrpideb, Carmen Rodríguez Suáreza
a Área de Gestión Clínica de Nefrología, Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo, Asturias, España
b Departamento de Nefrología, Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda, Majadahonda, Madrid, España
Este artículo ha recibido
53
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:

La Aureimonas altamirensis (A. altamirensis) es una especie bacteriana procedente de las cuevas de Altamira, Cantabria, España; considerada como contaminante ambiental, pero aislada por primera vez en muestras biológicas en 2008 por Luong et al., siendo un potencial patógeno humano, con una presentación clínica variable1,2.

En la literatura se ha descrito un caso de peritonitis por A. altamirensis, aislado en el líquido ascítico de un paciente oncológico3, no se han reportado casos de peritonitis por este microorganismo en pacientes en diálisis peritoneal (DP).

A continuación, presentamos un caso de peritonitis por A. altamirensis, en un paciente en DP y describimos su importancia clínica.

Se trata de un varón de 81 años, con enfermedad renal crónica (ERC) estadio 5 en programa de DP, con modalidad incremental (DPI), con un intercambio nocturno con glucosa al 2,3%, que presentó un cuadro de dolor abdominal de menos de 24h de evolución, junto con líquido turbio en el intercambio peritoneal. No clínica a otro nivel.

En la exploración física se encontraba hemodinámicamente estable, afebril, abdomen blando, peristalsis conservada, no doloroso a la palpación y sin signos de irritación peritoneal. El orificio de salida del catéter peritoneal, no presentaba signos inflamatorios.

Entre las pruebas complementarias, se realizó un recuento celular en el líquido peritoneal, donde se evidenció 827 leucocitos/μl, con un 66% de neutrófilos, por lo que se pautó tratamiento empírico de peritonitis en relación con la técnica con vancomicina y ceftazidima intraperitoneal. No se realizaron pruebas de imagen.

En el cultivo de líquido peritoneal se aisló A. altamirensis resistente a gentamicina y tobramicina; sensible a piperacilina tazobactam, ceftazidima, ciprofloxacino, trimetoprima sulfametoxazol y amikacina. Según estos resultados, se mantuvo monoterapia antibiótica con ceftazidima durante 3 semanas con buena respuesta, con un control celular en líquido peritoneal de 70 leucocitos/μl, a las 48h.

El género Aurantimona, descrito por Denner et al.4 en 2003, abarca 4 especies de fuentes ambientales, incluyendo A. altamirensis, un bacilo aerobio gramnegativo de aguas marinas5. Inicialmente fue considerado un contaminante derivado del medio ambiente y/o fuentes de agua, pero en los últimos años se ha aislado en muestras biológicas, como en el esputo de pacientes con fibrosis quística, derrame pleural, infecciones oftalmológicas (queratitis, úlceras corneales) e incluso en hemocultivos de pacientes inmunodeprimidos2,6,7.

Revisando la literatura, pocos son los casos publicados en los que se identifica a la A. altamirensis como patógeno en seres humanos: una peritonitis en un paciente con colangiocarcinoma estadio IV con carcinomatosis peritoneal3; 2 casos de derrame pleural descritos por Tellez-Castillo et al., con asilamiento de A. altamirensis en líquido pleural, uno de los pacientes tenía un adenocarcinoma gástrico8; por último, 2 casos de bacteriemia por A. altamirensis, uno de ellos asociado a una infección escrotal, en un paciente pluripatológico con ERC estadio 47; y otro en un paciente con mieloma múltiple, tipo Bence-Jones2.

Parece que todos estos casos tendrían como punto en común, una importante comorbilidad que condicionan una situación de inmunosupresión de mayor o menor importancia. La A. altamirensis, se podría considerar como un patógeno oportunista, que desarrollaría enfermedad en los pacientes más debilitados por una enfermedad de base.

Desde el punto de vista epidemiológico, el paciente no refería conductas de riesgo tales como contacto con animales, ingesta de alimentos contaminados o aguas no tratadas, en nuestro caso tendríamos como los posibles factores favorecedores de la infección: un sistema inmune disfuncionante, propio de los pacientes con ERC en diálisis y la presencia de un cuerpo extraño (catéter de DP), sobre el que, la bacteria tiene la capacidad de generar un biofilm, como se describe en uno de los casos de bacteriemia, donde el microorganismo se aisló en un hemocultivo extraído de un reservorio venoso, tipo port-a-cath2.

En nuestra opinión se trata de un caso de gran interés al tratarse de la primera peritonitis por A. altamirensis en un paciente en diálisis peritoneal, quedando claro que, si bien en la literatura está descrita como de patogenicidad dudosa en nuestros pacientes (con una mayor comorbilidad de lo habitual), esta se hace más patente. También cabe destacar que, aunque existe poca experiencia en el tratamiento de las infecciones por A. altamirensis, en nuestro caso la pauta de tratamiento empírico de las peritonitis en DP: ceftazidima más vancomicina, fue plenamente efectiva, con la resolución del cuadro.

Bibliografía
[1]
M.L. Luong, S. Békal, D.C. Vinh, D. Lauzon, V. Leung, G.N. Al-Rawahi, et al.
First report of isolation and characterization of Aurantimonas altamirensis from clinical samples.
J Clin Microbiol, 46 (2008), pp. 2435-2437
[2]
T. García-Lozano, E. Aznar Oroval, J.L. Juan Bañón.
Primer aislamiento en España de Aurantimonas altamirensis procedente de un hemocultivo de port-a-cath en un paciente con mieloma múltiple tipo Bence-Jones.
Enferm Infecc Microbiol Clin, 30 (2012), pp. 217-218
[3]
P. Schröttner, W.W. Rudolph, F. Taube, F. Gunzer.
First report on the isolation of Aureimonas altamirensis from a patient with peritonitis.
Int J Infect Dis, 29 (2014), pp. 71-73
[4]
E.B.M. Denner, G.W. Smith, H.-J. Busse, et al.
Aurantimonas coralicida gen. nov., sp. nov., the causative agent of white plague type II on Caribbean scleractinian corals.
Int J Syst Evol Microbiol., 53 (2003), pp. 1115-1122
[5]
V. Jurado, J.M. Gonzalez, L. Laiz, C. Saiz-Jimenez.
Aurantimonas altamirensis sp. nov., a member of the order Rhizobiales isolated from Altamira Cave.
Int J Syst Evol Microbiol, 56 (2006), pp. 2583-2585
[6]
A. Eshaghi, D. Shahinas, S.N. Patel, J.V. Kus.
First draft genome sequence of Aureimonas altamirensis, isolated from patient blood culture.
FEMS Microbiol Lett, 362 (2015),
[7]
R.E. Mendes, G.A. Denys, T.R. Fritsche, R.N. Jones.
Case report of Aurantimonas altamirensis bloodstream infection.
J Clin Microbiol, 47 (2009), pp. 514-515
[8]
C.J. Tellez-Castillo, D. González Granda, M. Bosch Alepuz, V. Jurado Lobo, C. Saiz-Jimenez, J.L. Juan, et al.
Isolation of Aurantimonas altamirensis from pleural effusions.
J Med Microbiol, 59 (2010), pp. 1126-1129
Copyright © 2019. Sociedad Española de Nefrología
Idiomas
Nefrología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.