Nefrología Vol. 35 Nº 3 Año 2015
Nefrologia (Madr.) 2015;35:343-4 | doi: 10.1016/j.nefro.2014.12.001

Enfermedad renal «oculta» en ancianos: ¿continúa «oculta» a los 5 años de seguimiento?

«Masked» renal disease in the elderly: Still «masked» after a 5-year follow-up?


a Servicio de Nefrología, Hospital General de Segovia, Segovia, España
b Servicio de Geriatría, Hospital General de Segovia, Segovia, España

La enfermedad renal «oculta» (ERO) se define por la presencia de un filtrado glomerular (FG) <60ml/min junto con creatinina sérica en rango normal. En el ámbito de la atención primaria se han realizado varios estudios para conocer la prevalencia de la ERO: Labrador et al, hicieron 13.784 mediciones de creatinina sérica en mayores de 18 años, encontraron que 1.042 tenían un FG<60ml/min/1,73m2, de los cuales 418 tenían además creatinina sérica en rango normal, todas ellas mujeres, con una edad media de 76,5 años1. Recientemente se ha publicado otro estudio en nefrología sobre un total de 183 sujetos (64,5% mujeres), con una edad media de 59,1±18,2 años, en los cuales el 21,4% o el 25% tendrían ERO si se empleara MDRD-4 o Cockroft-Gault respectivamente2.

Sin embargo, pocos trabajos se han centrado en conocer qué pasa en el tiempo con aquellos pacientes que diagnosticamos de ERO. En este trabajo, se valora durante un periodo de 5 años la evolución clínica como analítica de pacientes con ERO.

Del estudio de «Ancianos con enfermedad renal crónica del Hospital General de Segovia», que incluía a 80 ancianos, reclutados entre enero y abril de 2006, 38 pacientes tenían la creatinina sérica en rango normal de laboratorio (≤1,1mg/dl)3. De ellos, estudiamos los pacientes diagnosticados de ERO, sus características basales y su evolución al cabo de 5 años.

De los 80 pacientes, 18 (22,5%) de ellos podrían considerarse portadores de ERO, todas mujeres, con una edad media de 81,33±6 años. Un 33,3% eran diabéticas y un 83,3% estaban diagnosticadas de hipertensión arterial. Respecto a sus tratamientos basales: un 66,7% usaban diuréticos y un 38,9% recibían inhibidores del enzima conversión de angiotensina. Durante los 5 años de evolución clínica, una de ellas (5,6%) presentó cardiopatía isquémica de novo y 3 (16,7%) tuvieron episodios de insuficiencia cardiaca; 8 (44,4%) pacientes fallecieron en el periodo estudiado. Ningún paciente progresó a nefropatía terminal ni precisó terapia de reemplazo renal. Los datos analíticos basales y tras 5 años se presentan en la tabla 1.

Tabla 1.

Datos basales y tras 5 años en pacientes diagnosticados de enfermedad renal oculta

  Basal  5 años  Valor de p 
Creatinina (mg/dl)  1,03±0,05  1,14±0,1  0,051 
Ácido úrico (mg/dl)  4,92±0,9  5,45±1,3  NS 
Potasio (mmol/l)  4,24±0,4  4,55±0,48  0,021 
Calcio (mg/dl)  9,37±0,42  9,45±0,44  NS 
Hematocrito (%)  40,44±40, 88±NS 
Proteinuria (g)  NS 
MDRD (ml/min/1,73m254,50±48,71±0,063 

Discusión: En nuestro estudio encontramos también, que cerca de una cuarta parte de la población analizada podría considerarse portadores de ERO, todas del género femenino. Nuestros resultados son similares a los comunicados por Pérez-Durillo et al. en su estudio, el cual analiza una población más joven que la nuestra y al estudio de Labrador et al, en el cual la ERO se registró exclusivamente en mujeres. Nuestro estudio aporta además la evolución en el tiempo de estas pacientes: a pesar de seguir disminuyendo el FG lentamente, estas pacientes siguen sin presentar manifestaciones típicas de enfermedad renal (anemia, hipocalcemia…), sin progresión de enfermedad renal a nefropatía terminal. Por tanto, en pacientes ancianas diagnosticadas de ERO, el término «oculta» podría estar traduciendo el descenso «fisiológico» de FG asociada a la edad, ya que en nuestro estudio se confirma un descenso de aproximadamente 1,1ml/min/año, y las pacientes siguen manteniendo sus niveles de creatinina en rango normal y sin presentar las manifestaciones típicas de enfermedad renal (anemia, hipocalcemia, etc.).

En conclusión, el término de ERO debería evitarse en los ancianos: en aquellas pacientes que siguen presentando en el tiempo una creatinina sérica en rango normal, el descenso de FG puede corresponder al proceso «fisiológico» de envejecimiento renal en lugar de un proceso «patológico».

Referencias Bibliográficas
1.
P.J. Labrador,T. Mengotti,M. Jiménez,M. Macías,F. Vicente,J. Labrador
Insuficiencia renal oculta en atención primaria. ¿Un problema exclusivo de mujeres?
.Nefrología, 27 (2007), pp. 716-720
2.
F.T. Perez-Durillo,A.B. Villarejo Villar,J. Perez-Durillo,A.I. Ribes-Bautista,C. Macias Ortiz de Galistea
Enfermedad renal oculta a través de las ecuaciones de filtrado glomerular en atención primaria
3.
M. Heras,M.J. Fernández-Reyes,R. Sánchez,M.T. Guerrero,A. Molina,M.A. Rodríguez
Ancianos con enfermedad renal crónica: ¿qué ocurre a los cinco años de seguimiento?
Órgano Oficial de la Sociedad Española de Nefrología
Contactar | Web Map | Aviso legal