Nefrología 2018-06-29 | doi: 10.1016/j.nefro.2018.05.001

Nefropatía por cianosis. A propósito de un caso

A case report of cyanotic nephropathy


Servicio de Nefrología, Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid, España

La nefropatía por cianosis es un cuadro infrecuente y poco conocido, por lo que creemos de interés la descripción de un caso.

Varón de 49 años que acude a consultas por proteinuria. Fue diagnosticado de atresia tricuspídea en su primera infancia, tratada quirúrgicamente con intervención clásica de Glenn (anastomosis de la vena cava superior a la arteria pulmonar derecha) a los 20 meses de edad, y en un segundo tiempo mediante fístula sistémica pulmonar de Blalock-Taussig izquierda (injerto de prótesis de GORE-TEX® de la arteria subclavia a la arteria pulmonar homolateral), que posteriormente se debió reparar con un stent endovascular por estenosis. Presenta disfunción ventricular izquierda moderada con cianosis crónica, cifras de Hb habituales de 17g/dl y Hto del 60%. Trombocitopenia moderada y accidente isquémico transitorio 10 años antes a raíz del cual se sustituyó antiagregación con AAS por clopidogrel. Tratamiento habitual con clopidogrel, alopurinol y bosentán. Además, flebotomías periódicas hasta hace 2 años en que se suspendieron a criterio de sus cardiólogos. El paciente acude a consultas por presentar proteinuria de tiempo de evolución desconocido. Se muestra normotenso, con un IMC de 23kg/m2. En la analítica destaca Cr 0,78mg/dl con filtrado glomerular estimado por CKD- EPI por encima de 90ml/min/1,73m2; Hb 23,8g/dl; Hto del 80,8%; plaquetas 89.000/ml; ácido úrico 7,9mg/d; colesterol 257mg/dl; sistemático de orina con mínima microhematuria; MAu/Cru 3.371,4mg/g y proteinuria 6,21g/24h de carácter mixto. Serología vírica negativa. Inmunología negativa (complemento, ANA, ANCA, anti-DN, anticuerpos anti-fosfolipasa y anti-PLA2R). Inmunoglobulinas y proteinograma normal. Ecografía abdominal con riñones de tamaño conservado e hiperecogenicidad difusa bilateral como único hallazgo reseñable.

Desde 19601 se conoce que entre un 30-50% de cardiopatías cianosantes pueden desencadenar una glomerulopatía secundaria conocida como nefropatía por cianosis2. Es un correlato de síndrome cardiorrenal tipo 2. Se debe a distintos mecanismos (fig. 1)3–5 puestos en marcha por el síndrome de hiperviscosidad secundario a la policitemia extrema y a la cianosis, que provocan un aumento del stress de cizallamiento al pasar un elevado número de hematíes por una unidad de superficie capilar en el glomérulo. El descenso subsecuente del flujo sanguíneo renal y de la fracción de filtración inducen hipoxia, con una respuesta angiogénica mediada por la liberación de óxido nitroso, vasodilatación selectiva de la arteriola aferente y aumento de la presión del capilar lo que determina hiperfiltración glomerular. El descenso de flujo sanguíneo capilar peritubular también contribuye a aumentar la presión capilar. De forma paralela, la cianosis desencadena un estímulo angiogénico con aumento del número de capilares por glomérulo, glomerulomegalia por proliferación endotelial y aumento del área de superficie del capilar glomerular, el podocito se estira, se hipertrofia por estrés y se daña en lo que morfológicamente remeda a la glomerulonefritis por cambios mínimos y en un segundo tiempo a la glomerulosclerosis focal y segmentaria6.

Figura 1.

Fisiopatología de la nefropatía por cianosis.

FF: fracción de filtración; FSR: flujo sanguíneo renal; GEFyS: glomerulosclerosis focal y segmentaria; GLM: glomérulo; GNCM: glomerulonefritis de cambios mínimos; HFG: hiperfiltración glomerular; HT: hipertrofia; PDGF: factor de crecimiento derivado de las plaquetas; TCP: túbulo contorneado proximal; TGFβ: factor de crecimiento tumoral β; VSD AA: vasodilatación arteriola aferente.

Línea continua: vía de daño vascular; línea quebrada: vía de daño proliferativo; doble cuadrícula: vía de daño final.

Se acepta que el daño inicial es tubular7–9, sobre todo en el túbulo proximal, lo que se refleja en un aumento de N-acetil glucosamina y α1-microglobulina urinarios que suele producirse en la primera década de la vida y continuarse en la siguiente década con un daño glomerular (albuminuria, proteinuria y descenso del filtrado glomerular). Conforme el mecanismo de hiperfiltración glomerular compensador se agota, se desarrolla una hialinosis glomerular con glomeruloesclerosis y una fibrosis intersticial que condicionará el pronóstico a medio plazo. De forma diferencial distinguimos un daño vascular resultado de la dilatación capilar, engrosamiento o destrucción endotelial, glomerulosclerosis y fibrosis periglomerular de un daño mediado por un mecanismo proliferativo no vascular, resultado del shunt en la circulación pulmonar. En condiciones normales, tras liberarse del bazo y médula ósea, una población de megacariocitos quedan retenidos en el intersticio y en la vasculatura pulmonar5,10,11. En la vasculatura pulmonar donde se disgregan formando plaquetas activas a razón de 106/h. Pero en condiciones de shunt derecha/izquierda se evita este paso y los megacariocitos pasan intactos a la circulación sistémica posibilitando que sus gránulos alfa, ricos en PDGF y en TGFβ lleguen al glomérulo renal y se liberen, derivándose 2 efectos. Una trombocitopenia periférica que indirectamente cuantifica el grado de shunt (a mayor trombocitopenia, mayor shunt) y un aumento de factores plaquetarios proliferativos que provocarán el aumento de células yuxtaglomerulares del mesangio, matriz mesangial y fibrosis intersticial focal.

El nivel de hematocrito, el tiempo de espera hasta la cirugía del shunt y un nivel de plaquetas menor de 250.000/ml son factores de riesgo para la aparición de la nefropatía3,12,13.

El tratamiento consiste en disminuir los tiempos de espera quirúrgicos, flebotomías periódicas e inhibición del eje renina-angiotensina-aldosterona con IECA14.

El pronóstico renal es desfavorable si no se resuelve la causa. En nuestro caso, iniciamos tratamiento con estatina e IECA, y se recomendaron de nuevo flebotomías periódicas sin disponer en el momento de esta redacción de un seguimiento suficiente para evaluar la respuesta.

Referencias bibliográficas
1.
G.S. Spear
Glomerular alterations in cyanotic congenital heart disease
.Bull Johns Hopkins Hosp, 106 (1960), pp. 347-367
2.
T. Holt,G. Filler
Is it time for a multi-specialty approach to cardio-renal dysfunction in children with cyanotic congenital heart disease?
.Pediatr Nephrol, 33 (2018), pp. 359-360 http://dx.doi.org/10.1007/s00467-017-3805-2
3.
J. Inatomi,K. Matsuoka,R. Fujimaru,A. Nakagawa,K. Iijima
Mechanisms of development and progression of cyanotic nephropathy
.Pediatr Nephrol, 21 (2006), pp. 1440-1445 http://dx.doi.org/10.1007/s00467-006-0220-5
4.
S. Dittrich,K. Kurschat,P.E. Lange
Abnormal rheology in cyanotic congenital heart disease--a factor in non-immune nephropathy
.Scand J Urol Nephrol, 35 (2001), pp. 411-415
5.
J.K. Perloff,H. Latta,P. Barsotti
Pathogenesis of the glomerular abnormality in cyanotic congenital heart disease
.Am J Cardiol, 86 (2000), pp. 1198-1204
6.
P.A. Gupte,P. Vaideeswar,B.M. Kandalkar
Cyanotic nephropathy--a morphometric analysis
.Congenit Heart Dis, 9 (2014), pp. 280-285 http://dx.doi.org/10.1111/chd.12121
7.
S. Dittrich,K. Kurschat,I. Dähnert,M. Vogel,C. Müller,V. Alexi-Meskishvili
Renal function after cardiopulmonary bypass surgery in cyanotic congenital heart disease
.Int J Cardiol, 73 (2000), pp. 173-179
8.
J. Zheng,Y. Yao,L. Han,Y. Xiao
Renal function and injury in infants and young children with congenital heart disease
.Pediatr Nephrol, 28 (2013), pp. 99-104 http://dx.doi.org/10.1007/s00467-012-2292-8
9.
P.I. Agras,M. Derbent,F. Ozcay,E. Baskin,S. Turkoglu,D. Aldemir
Effect of congenital heart disease on renal function in childhood
.Nephron Physiol, 99 (2005), pp. 10-15
10.
J.A. Barcat
Megakaryocytes platelets and a new lung function [Article in Spanish]
.Medicina (B Aires), 77 (2017), pp. 344-346
11.
E. Lefrançais,G. Ortiz-Muñoz,A. Caudrillier,B. Mallavia,F. Liu,D.M. Sayah
The lung is the site of platelet biogenesis and a reservoir for haematopoietic progenitors
.Nature, 544 (2017), pp. 105-109 http://dx.doi.org/10.1038/nature21706
12.
N. Hongsawong,P. Khamdee,S. Silvilairat,W. Chartapisak
Prevalence and associated factors of renal dysfunction and proteinuria in cyanotic congenital heart disease
.Pediatr Nephrol, 33 (2018), pp. 493-501 http://dx.doi.org/10.1007/s00467-017-3804-3
13.
H. Amoozgar,M. Basiratnia,F. Ghasemi
Renal function in children with cyanotic congenital heart disease: Pre- and post-cardiac surgery evaluation
.Iran J Pediatr, 24 (2014), pp. 81-86
14.
Y. Fujimoto,M. Matsushima,K. Tsuzuki,M. Okada,M. Shibata,Y. Yanase
Nephropathy of cyanotic congenital heart disease: Clinical characteristics and effectiveness of an angiotensin-converting enzyme inhibitor
.Clin Nephrol, 58 (2002), pp. 95-102
Sociedad Española de Nefrología
Órgano Oficial de la Sociedad Española de Nefrología
Contactar | Web Map | Términos y condiciones | Política de privacidad | Política de cookies