Nefrología 2016-11-06 | doi: 10.1016/j.nefro.2016.09.013

Insuficiencia renal asociada al uso de fibratos (n = 46)

Renal failure related to fibrates administration (n = 46)


Servicio de Nefrología, Hospital Universitario Lucus Augusti, Lugo, España

La hiperlipemia es un problema extendido en la población general, y uno de los objetivos a tratar para reducir los factores de riesgo cardiovascular y, con esto, la morbimortalidad1, hecho más importante en los enfermos renales, al presentar de por sí un riesgo cardiovascular elevado2. Por este motivo el uso de fibratos para el control de la hipertrigliceridemia es frecuente3, pero este puede conllevar problemas, así es bien conocida la relación entre el uso de fibratos y el deterioro de la función renal1,3. Recogimos 46 casos de fracaso renal asociado al inicio de fenofibrato que se presentaron en nuestro centro y cuyo deterioro de función renal únicamente pudo ser atribuido al inicio de dicho fármaco. Analizamos la evolución de la función renal previa al inicio del fármaco, tras iniciarse este y tras su retirada. Así mismo se analizó la evolución de la proteinuria tras la suspensión del fármaco. Todos los pacientes presentaban enfermedad renal crónica (ERC) estadios ii a iv. El 71,7% eran varones y el 28,3% mujeres. El 84,8% recibían simultáneamente fármacos bloqueantes del sistema renina-angiotensina-aldosterona (SRAA) y el 73,9% estatinas. El tiempo medio de tratamiento fue de 30,7 meses (±24,31), y la dosis media fue de 159,3mg (±22,64). De los pacientes recogidos, el 67,4% eran diabéticos y el 91,3% hipertensos (tabla 1). La cifra de creatinina (Cr) plasmática media se incrementó de 1,4mg/dl (±0,37) hasta 2,0mg/dl (±0,48), tras el inicio de fibratos. Tras su retirada descendió hasta una Cr plasmática media de 1,4mg/dl (±0,33) a los 2 meses de la suspensión del fármaco. Este descenso se mantuvo a lo largo de 12 meses siendo la creatinina media al año de 1,4mg/dl (±0,42) (tabla 2). En cuanto al filtrado glomerular (FG) estimado por la fórmula CKD-EPI aumentó de 33,6ml/min (±10,17) en el momento previo a la suspensión del fármaco, a 51,3ml/min (±19,22) al año de su interrupción. La proteinuria se elevó inicialmente tras suspender el fármaco de 338,0mg/g (±773,88) en la relación albúmina/creatinina (RAC) en orina hasta a 893mg/g a los 2 meses de interrumpir el tratamiento. A los 12 meses este incrementó inicial despareció, siendo la RAC en orina 309,0mg/g (±676,60). Tras excluir del análisis aquellos casos en los que el deterioro de la función renal pudiera estar en relación con otros nefrotóxicos o factores desencadenantes, se observó una clara relación temporal entre el deterioro de la función renal y el inicio de tratamiento con fenofibrato, así como su recuperación tras la suspensión de este3. Esta relación, tanto en pacientes con la función renal previa normal como con insuficiencia renal4, así como la reversibilidad del fenómeno5 ya fue descrita en la literatura, desconociéndose la incidencia real6. Como mecanismo fisiopatológico se ha puesto en relación con una reducción de la producción de prostaglandinas vasodilatadoras y un posible efecto natriurético que daría lugar a una vasoconstricción de la arteriola aferente y la activación del SRAA1,7. De los casos recogidos, un 84% estaban simultáneamente en tratamiento con fármacos bloqueantes del SRAA. Está descrito que la insuficiencia renal asociada al uso de fibratos es más frecuente cuando simultáneamente se usan fármacos que afectan a la hemodinámica renal4,7. Otras causas propuestas del aumento de creatinemia fueron una mayor producción de creatinina por lisis celular acelerada2 y una secreción tubular descendida3. En nuestra serie no se describió elevación de enzimas hepáticas o creatincinasa. En conclusión, los casos recogidos representan aquellos en los que se constató un deterioro de función renal únicamente atribuible a los fibratos. No se trata de una revisión sistemática de todos los casos en los que se inició el tratamiento con estos fármacos, por lo que no se analizó la incidencia de fracaso renal asociado al fármaco. La relación entre el fracaso renal y el uso de fibratos es clara, debe impulsar a una estrecha monitorización de la función renal cuando sean iniciados este tipo de fármacos.

Tabla 1.

Características de la población estudiada

Edad (años)  70,3 (±9,99) 
Tiempo (meses)  30,7 (±24,31) 
Dosis (mg)  159,3 (±22,64) 
Sexo (% varón/% mujer)  71,7/38,3 
DM (%)  67,4 
HTA (%)  91,3 
Fármacos BSRAA (%)  84 
Estatinas (%)  75 

BSRRA: bloqueantes del sistema renina-angiotensina-aldosterona; DM: diabetes mellitus; HTA: hipertensión arterial.

Tabla 2.

Evolución de creatinina, filtrado glomerular (CKD-EPI) y proteinuria, en relación con el inicio del fenofibrato

Variable  Antes de fibrato  Con fibrato  Dos meses tras suspender fibrato  Doce meses tras suspender fibrato 
Cr (mg/dl)  1,4±0,37  2,0±0,48  1,4±0,33  1,4±0,42 
FG (ml/min)  —  33,6±10,17  47,9±15,36  51,3±19,11 
RAC orina (mg/g)  —  338,01±773,88  839,0±1.603,19  309,0±676,60 

Cr: creatinina; FG: filtrado glomerular; RAC: relación albúmina/creatinina.

Referencias Bibliográficas
1.
N. Broeders,C. Knoop,M. Antoine,C. Tielemans,D. Abramowicz
Fibrate-induced increase in blood urea and creatinine: Is gemfibrozil the only innocuous agent?
.Nephrol Dial Transplant, 15 (2000), pp. 1993-1999
2.
G. Salgueiro,L.M. Beltrán,R.J. Torres,J.G. Puig
Fenofibrate increases serum creatinine in a patient with familial nephropathy associated to hyperuricemia
.Nucleosides Nucleotides Nucleic Acids, 33 (2014), pp. 181-184 http://dx.doi.org/10.1080/15257770.2013.854382
3.
C. Hottelart,N. El Esper,F. Rose,J.M. Achard,A. Fournier
Fenofibrate increases creatininemia by increasing metabolic production of creatinine
.Nephron, 92 (2002), pp. 536-541 http://dx.doi.org/64083
4.
M.S. Kostapanos,M. Florentin,M.S. Elisaf
Fenofibrate and the kidney: An overview
.Eur J Clin Invest, 43 (2013), pp. 522-531 http://dx.doi.org/10.1111/eci.12068
5.
J.C. Mychaleckyj,T. Craven,U. Nayak,J. Buse,J.R. Crouse,M. Elam
Reversibility of fenofibrate therapy-induced renal function impairment in ACCORD type 2 diabetic participants
.Diabetes Care, 35 (2012), pp. 1008-1014
6.
R.L. Attridge,C.R. Frei,L. Ryan,J. Koeller,W.D. Linn
Fenofibrate-associated nephrotoxicity: A review of current evidence
.Am J Health Syst Pharm, 70 (2013), pp. 1219-1225 http://dx.doi.org/10.2146/ajhp120131
7.
C.R. McQuade,J. Griego,J. Anderson,A.B. Pai
Elevated serum creatinine levels associated with fenofibrate therapy
.Am J Health Syst Pharm, 65 (2008), pp. 138-141 http://dx.doi.org/10.2146/ajhp070005
Órgano Oficial de la Sociedad Española de Nefrología
Contactar | Web Map | Aviso legal