Nefrología 2018-06-08 | doi: 10.1016/j.nefro.2017.11.006

Evaluación de la empatía en donante vivo de riñón

Evaluation of emphathy in living kidney donors


a Servicio de Psiquiatría, Hospital Universitari i Politècnic La Fe, Valencia, España
b Servicio de Nefrología, Hospital General Universitari Vall d’Hebron, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, España
c Servicio de Psiquiatría, Hospital General Universitari Vall d’Hebron, CIBERSAM. Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, España

Siendo la donación de vivo una conducta prosocial por excelencia, y la empatía, conformada por factores cognitivos y emocionales, el factor multidimensional motivador de la conducta prosocial1. Los objetivos de este estudio fueron evaluar la tendencia empática en personas que van a ser donantes vivos de riñón, y estudiar la relación entre empatía y otras variables disposicionales del donante que puedan caracterizar su conducta prosocial, como autoestima, optimismo o apoyo social percibido.

Realizamos un estudio trasversal, retrospectivo simple, desde marzo del 2012 a junio del 2016. Participaron una muestra consecutiva de 58 donantes vivos de riñón atendidos en el Servicio de Nefrología del Hospital General Universitari Vall d’Hebron. Primero se entrevistó al donante para explorar el motivo esencial de la donación. Tras la entrevista se les ofreció participar en el estudio explicándoles sus objetivos, los que acceden a participar firmaron la hoja de consentimiento. Tras recoger los datos socio-demográficos se les evaluó con las pruebas psicométricas. Interpersonal Reactivity Index (IRI)1,2, utilizado para evaluar empatía, entendida como la capacidad para comprender al otro, ponerse en su lugar a partir de lo que se observa, y de la información verbal recibida; formado por 4 dimensiones, con 2 factores cognitivos, toma de perspectiva (PT) y fantasía (FS), y 2 emocionales, preocupación empática (EC) y malestar personal (PD). Life Orientation Test-Revised (LOT-R)3, evalúa optimismo disposicional referido a la creencia estable de tener una visión del futuro generalizada hacia resultados positivos. Escala de autoestima de Rosenberg4, instrumento que evalúa la satisfacción personal que cada uno tiene consigo mismo. Duke-UNC5, cuestionario que evalúa apoyo social percibido.

En las pruebas estadísticas se realizó un análisis descriptivo con medidas de tendencia central, análisis de correlación de Pearson y comparación de medias con pruebas no paramétricas. Los análisis se realizaron con el programa estadístico SSPS® versión 15.

La tabla 1 recoge las características sociodemográficas de los participantes del estudio. Dado que en la adaptación a muestra española del cuestionario IRI, la evaluación de la empatía se hace por diferencias de género2, las mantenemos para calcular los percentiles en nuestra muestra de estudio. La tabla 2, muestran las medias y percentiles en cada subescala del IRI, no aparecen diferencias significativas en grado de empatía hacia la donación del órgano entre varones y mujeres, los percentiles en todas las dimensiones del IRI son más altas en varones que en mujeres, la diferencia más notable está respecto a la dimensión de EC, referido a sentimientos de compasión y preocupación ante el malestar de los otros. En las dimensiones PT y PD, los valores están por encima del percentil 75 tanto en varones como en mujeres.

Tabla 1.

Características socio-demográficas de donantes vivos de riñón (N=53)

Edad (años)   
Media (DE)  50,47 (11,37) 
Mediana  51 
Moda  54 
Rango  21-74 
  N.°  Porcentaje 
Género
Varón  28 52,8
Mujer  25 47,2
Nivel de estudios
Primarios  27 50,9
Secundarios  20 37,8
Formación universitaria  6 11,3
Estado civil
Casado  41 77,4
Soltero  8 15,1
Separado/divorciado  3 5,7
Viudo  1 1,9
Ocupación
Empleado  37 69,8
Jubilado  9 17
Incapacitado  1 1,9
Desempleado  6 11,3
Relación de parentesco con el receptor
Esposo/a  23 43,4
Hermano/a  13 24,5
Hijo/a  7 13,2
Padre/madre  5 9,4
Amigo/a  5 9,4
Antecedentes psiquiátricos  8 15,1
Trasplante cruzado  2 3,8
Tratamiento renal sustitutivo previo en el receptor
No realizaba  29 54,7
Hemodiálisis  24 45,3
Tabla 2.

Comparación por género en las dimensiones del IRI. Percentiles de las medias diferenciadas por género. Correlaciones de las dimensiones del IRI con variables disposicionales

  Género  Media  DE  Sig.  Percentiles  LOT-REscala de RosenbergDuke_UNC
              Sig.  Sig.  Sig. 
PTVarón  18,96  3,79  −0,06  0,94  80             
Mujer  19,04  4,42      75             
Total  19  4,05        −0,08  0,57  0,06  0,66  0,03  0,81 
FSVarón  14,92  4,59  −1,41  0,16  65             
Mujer  16,86  5,19      50             
Total  15,80  4,92        −0,09  0,50  −0,06  0,68  −0,09  0,53 
ECVarón  19,07  5,37  −0,64  0,52  70             
Mujer  20  4,88      50             
Total  19,49  5,12        −0,18  0,19  −0,15  0,28  −0,14  0,31 
PDVarón  15,82  3,86  −0,90  0,36  85             
Mujer  16,90  4,59      80             
Total  16,30  4,19        −0,15  0,30  −0,15  0,28  −0,12  0,41 

DE: desviación estándar; EC: preocupación empática; FS: fantasía; IRI: Interpersonal Reactivity Index; LOT-R: Life Orientation Test-Revised; PD: malestar personal; PT: toma de perspectiva.

Fuente: Mestre et al.2.

Las correlaciones entre edad y dimensiones de la escala IRI, solo son significativas en sentido negativo con la dimensión FS (rFS:−0,37, α=0,00; rPT:−23, α=0,09; rEC:−0,08, α=0,55; rPD:−0,13, α=0,36). Tampoco, la relación de parentesco entre donante y receptor (esposo/a, hermano/a, hijo/a, amigo/a, padre/madre) afecta a las dimensiones de la tendencia empática (PT: χ2=1,77, α=0,77; FS: χ2=7,74, α=0,10; EC: χ2=1,65, α=0,79; PD: χ2=3,89, α=0,42). En cambio, al comparar si el receptor ha iniciado, o no, tratamiento renal sustitutivo previo al trasplante, esta afecta significativamente a la tendencia empática del donante en la dimensión PD (PT: t=0,07, α=0,94; FS: t=0,31, α=0,75; EC: t=0,80, α=0,42; PD: t=2,18, α=0,03).

Las puntuaciones medias de los donantes en variables disposicionales como optimismo (LOT-R: 23,39; DE: 3,13), autoestima (Robrg: 33,78; DE: 4,17) y apoyo social percibido (Duke UNC: 45,18; DE: 6,77), son altas. Pero las correlaciones entre las dimensiones de la escala IRI y estas variables no son significativas (tabla 2).

Nuestros resultados coinciden con otros estudios de donantes vivos de riñón en los que no hay diferencias entre varones y mujeres en su disposición a la donación6. Además, los varones están por encima de la población general de su mismo género, con percentiles del 85%, en disposición empática hacia la donación de órganos. Al correlacionar la relación de parentesco con la tendencia empática no aparecen relaciones significativas. En cambio, la tendencia empática sí está afectada por la percepción de sufrimiento en el receptor1,2, asociado en nuestro estudio a la realización de tratamiento sustitutivo renal previo al trasplante.

En la misma línea que otros estudios7, en nuestro trabajo la mayoría de donaciones de vivo (96,34%) son a personas que mantienen un vínculo afectivo con el donante, los donantes saben perfectamente a quién va dirigida su donación8, por tanto, en la mayoría de casos la donación de vivo no es incondicional, sino directa y parcial, lo que ha generado dentro de la literatura científica controversias sobre la consistencia del concepto altruista al hablar de la donación de vivo9,10.

El donante vivo tiene valores altos en variables disposicionales, como optimismo, autoestima o apoyo social percibido, pero las correlaciones de la tendencia empática con estas variables no son significativas, por tanto, podríamos decir que la empatía, hace referencia a un concepto con valor propio en la donación de órganos.

Limitaciones del estudio que puedan afectar a la generalización de resultados, al realizarse en un único centro, y con tamaño muestral reducido.

Referencias Bibliográficas
1.
M.H. Davis
Measuring Individual Differences in Empathy: Evidence for a Multidimensional Approach
.J Pers Soc Psychol, 44 (1983), pp. 113-126
2.
V. Mestre,M.D. Frías,P. Samper
La medida de la empatía: análisis del Interpersonal Reactivity Index
.Psicothema, 16 (2004), pp. 255-260
3.
J.M. Otero,A. Luengo,E. Romero,J.A. Gómez,C. Castro
Psicologia de la personalidad. Manual de prácticas
Ariel Practium, (1998)
4.
A.J. Vázquez-Morejon,R. Jiménez,R. Vázquez-Morejon
Escala de autoestima de Rosenberg: fiabilidad y validez en población clínica española
.Apuntes Psicol, 22 (2004), pp. 247-255
5.
J.A. Bellón,A. Delgado,J. de Dios Luna,P. Lardelli
Validez y fiabilidad del cuestionario de apoyo social funcional Duke-UNC-11
.Aten Primaria, 18 (1996), pp. 153-163
6.
M. Achille,J. Soos,M.Ch. Fortin,M. Pâquet,M.J. Héber
Differences in psychosocial profiles between men and women living kidney donors
.Clin Transplant, 21 (2007), pp. 317-320 http://dx.doi.org/10.1111/j.1399-0012.2007.00641.x
7.
M.T. Hilhorst,L.W. Kranenburg,W. Zuidema,W. Weimar,J.N.M. Ijzermans,J. Passchier,J.J.V. Busschbach
Altruistic living kidney donation challenges psychosocial research and policy: A response to previous articles
.Transplanttaion, 79 (2005), pp. 1470-1474
8.
Guirado Perich L, Oppenheimer Salinas F. Trasplante renal de donante vivo. En: Lorenzo V, López Gómez JM (Eds.), Nefrología al Día [consultado 26 Sep 2016]. Disponible en: http://rev.nefro.elsevier.es/es-monografias-nefrologia-dia-articulo-trasplante-renal-donante-vivo-144
9.
G. Moorlock,J. Ives,H. Draper
Altruism in organ donation: An unnecessary requirement?
.J Med Ethics, 2014 (2014), pp. 71-72 http://dx.doi.org/10.1136/medethics-2012-100528
10.
S.R. Roff
Self-interest, self-abnegation and self-esteem: Towards a new moral economy of non-directed kidney donation
.J Med Ethics, 33 (2007), pp. 437-441 http://dx.doi.org/10.1136/jme.2006.017939
Órgano Oficial de la Sociedad Española de Nefrología
Contactar | Web Map | Aviso legal